Una invitación a la solidaridad en Cuaresma

La iglesia nos propone durante la Cuaresma tres acciones: la oración, el ayuno y la solidaridad, está última lo que busca es que compartamos con los más necesitados.

Durante la Cuaresma miles de parroquias católicas en todo el mundo invitan a sus feligreses para que se unan a las campañas de solidaridad en favor de los más necesitados. Dichas acciones son lideradas por las Conferencias Episcopales a través del Departamento de Pastoral Social o Cáritas Diocesana, en el caso de nuestro país esta campaña se denomina Comunicación Cristiana de Bienes.

Este año el lema es: “Colombia es capaz de reconciliación” compromiso que todos debemos asumir para abrir nuestro corazón a Dios, perdonar al otro y reconciliarnos con lo que nos rodea; las donaciones se hacen a través de alcancías que se entregaron a los feligreses a partir del Miércoles de Ceniza y se recogen en el transcurso de toda la Cuaresma.

Los recursos recaudados son enviados a las curias diocesanas y estas a su vez las hacen llegar a La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), para ser compartidos con las personas más necesitadas a través de los proyectos de la Pastoral Social Nacional, también los dineros son distribuidos durante desastres naturales o tragedias humanas como la guerra y el conflicto.

Con los aportes de la Campaña 2016 el Secretariado Nacional de Pastoral Social – Caritas Colombia apoyó 1.289 familias en 30 comunidades del país en condiciones de desplazamiento forzado y situaciones de emergencia.

Así que la invitación es a “entregar lo mejor de ti para los hermanos más necesitados” y convocar a familiares, amigos y compañeros de trabajo para que como propósito de Cuaresma aprendamos a compartir.