Seminaristas recibieron el alba

Tres jóvenes del año propedéutico del Seminario Diocesano de la Santa Cruz recibieron en una Solemne Eucaristía, el pasado 1 de noviembre, la vestidura blanca, más conocida como el alba, signo de su bautismo y de la opción que hacen por Jesús.

A partir de esta celebración, presidida en la parroquia La Sagrada Familia del municipio de Caldas,  César Augusto Casas, Felipe Franco y Luis Fernando Herrera, empezaron a ser oficialmente seminaristas.

“Para nosotros es motivo de gran alegría dar este paso en nuestro proceso de  discernimiento vocacional, sin duda asumimos este camino con una gran responsabilidad, cuando nos resvestíamos de blanco, recordábamos nuestras promesas bautismales y por eso le decimos al Señor de la vocación que nos ayude a vivir con fidelidad este camino”, así lo expresó César Augusto Casas, uno de los jóvenes que recibió el alba.

Alegría, porque nuestro Dios continúa llamando hombres para sí.