Comunicado ante el asesinato de la niña Sofía Córdoba Vasco

COMUNICADO

A raíz de la trágica y violenta muerte de la niña Sofía Córdoba Vasco, de 13 años de edad, quien había desaparecido el pasado 8 de marzo, día de la mujer, y que fue encontrada sin vida el día de ayer; la Diócesis de Caldas manifiesta que:

  1. Lamenta estos hechos que conmocionan a toda la población, primero por ser un atentado contra la vida humana, luego por tratarse de una menor de edad.
  •  Sofía fue raptada precisamente el día en que tantas mujeres del mundo se unieron para lanzar un grito de auxilio por todos los riesgos que corren solo por el hecho de ser mujeres.
  • La Semana Mayor, que nos aprestamos a celebrar, sea para todos motivo de reflexión sobre tan lamentable hecho. No podemos permanecer insensibles ante un acontecimiento tan grave y doloroso que socava la paz y la tranquilidad de una población como Caldas, con una larga tradición de valores éticos, morales y religiosos, que viven y profesan sus habitantes.
  • Acompaña con la oración a la familia de Sofía, pidiéndole a Dios la fortaleza que da la fe en Jesucristo Resucitado. Solo a partir del encuentro con el Resucitado, podemos rehacer los caminos del bien, de la paz y de la tranquilidad. 
  • Invita a todos: niños, jóvenes y adultos a hacer una clara opción por la vida y el respeto al otro como imagen de Dios, incluso a pesar de las diferencias.
  • También a las autoridades civiles, militares y de policía a procurar seguridad para todos, teniendo presente la degradación paulatina que nuestra sociedad caldeña va experimentando por causas diversas, tales como la descomposición social y la expansión del consumo y el tráfico de estupefacientes.
  • Se mantiente en la esperanza de que acontecimientos tan lamentables nunca se vuelvan a suceder en nuestra población, y que podamos caminar como verdaderos miembros y hermanos de la familia humana.

Para todos, paz y bien.

Caldas, 15 marzo de 2020.

X César A. Balbín Tamayo.

Obispo de Caldas