COMUNICADO DE LA DIÓCESIS DE CALDAS

A raíz de las amenazas recibidas por el párroco de la parroquia de San Antonio de Padua, de Armenia Mantequilla, y su salida intempestiva de la población, la Diócesis de Caldas se permite el siguiente comunicado:

  1. Lamentar las amenazas recibidas por el sacerdote Raúl Mejía Valencia, párroco de Armenia mantequilla, por parte de grupos al margen de la ley.  Hecho corroborado, primero por las autoridades competentes, y luego por reiteradas comunicaciones telefónicas.
  • Que con el ánimo de preservar la vida del padre Raúl Mejía Valencia fue necesario disponer su salida inmediata de la población, lo que deja desprovista a la comunidad de su pastor, hasta que cambien las condiciones y se pueda proveer el oficio vacante.
  • Condenar las amenazas contra la vida, la integridad y los bienes, no solo del sacerdote en mención, sino de todos los habitantes del occidente cercano del Departamento, que sufren tan lamentable flagelo.
  • Llamar la atención a las autoridades municipales, departamentales y nacionales, para que por medio de su presencia efectiva, en esta región y en la demás de nuestro Departamento y de toda la Nación, los hombres y mujeres de bien puedan vivir y trabajar en verdadera paz y concordia, y de manera especial la cercanía a nuestros campesinos, para que no tengan que vivir bajo el miedo, la amenaza y la zozobra.
  • Invitar a todos a profunda reflexión, de manera especial en estos días de preparación para la Semana Mayor, porque cuando se abandona la Ley de Dios, la ley de amor, acaba triunfando la ley del más fuerte sobre el más débil, para que sean el respeto, el dialogo y el acercamiento, los que marquen las pautas del diario vivir.
  • Invitar a todos, niños, jóvenes y adultos, a hacer una clara opción por la vida y el respeto al otro como imagen de Dios, incluso a pesar de las diferencias.
  • Que en la esperanza de que acontecimientos tan lamentables, nunca se vuelvan a suceder en nuestro territorio diocesano, podamos caminar como verdaderos miembros y hermanos de la familia humana.

Para todos, paz y bien.

Caldas, marzo de 2019.

     Carlos Manuel Arenas Henao. Pbro.                                 X César A. Balbín Tamayo.

        Canciller Diócesis de Caldas                                               Obispo de Caldas