JDJ 2019 ¡La vida es una fiesta!

Bajo el lema “La vida es una fiesta”, La Pastoral Juvenil de la Diócesis de Caldas, congregó a más de 400 jóvenes pertenecientes a los grupos juveniles de las diferentes parroquias de la jurisdicción, en la Jornada Diocesana de la Juventud, un evento que llenó de color al municipio de Titiribí, los pasados 3 y 4 de noviembre.

Entre cantos, consignas, reflexión y oración, los jóvenes celebraron el encuentro con Jesús y enviaron un mensaje a favor de la vida y la dignidad humana.

Manuela Arias, integrante de la Delegación Diocesana de Pastoral Juvenil, expresó: “La JDJ fue un espacio en el que pudimos encontrarnos como jóvenes para vivir una experiencia única y maravillosa que nos forma desde lo espiritual y desde lo social para seguir siendo artífices de vida, ese es nuestro compromiso”.

Durante la Eucaristía presidida por el Obispo de la Diócesis de Caldas, el prelado recordó a los jóvenes lo mucho que valen para la sociedad y para la Iglesia, y los invitó constantemente a defender la vida en todas sus expresiones.

Una de las actividades que marcó el segundo día de la jornada, fue la sembratón, el momento en el que cada grupo juvenil sembró un árbol como signo del compromiso que los discípulos de Jesús deben tener con la casa común.

Alegría, porque la Iglesia joven de la Diócesis de Caldas, se encuentra.