“Nos revestimos de blanco porque queremos seguir al Señor”

Siete jóvenes del año propedéutico del Seminario Mayor de la Santa Cruz fueron revestidos con sus albas, en una ceremonia realizada el pasado 21 de noviembre en la Parroquia de la Inmaculada Concepción del municipio de Caldas.

Fue una experiencia muy emotiva que contó con la presencia de un representativo grupo de sacerdotes de la Diócesis, familiares y amigos de José Mario Álvarez García, Juan Esteban Cartagena Rojas, Marco Antonio Gómez Tamayo, Jhon Alexander Lopera Garzón, Cristian Múnera Arango, Carlos Mario Orrego García y Luis Fernando Valencia Zapata.

“La experiencia de la imposición de albas es el momento en que reconocemos ante toda la comunidad el proceso realizado durante el año, es cuando el Obispo nos impone la vestidura blanca para recordar el bautismo” manifestó Luis Fernando Valencia Zapata.

Este es un día simbólico porque se les impone la vestidura blanca y empiezan a ser oficialmente parte del Seminario, a partir de ahora tienen un seguimiento mucho más personal, intenso y cuidadoso, están llamados a ser discípulos a la manera de Jesús y a corresponder en fidelidad al Señor.

Sobre lo que les espera a los jóvenes seminaristas manifestó, José Mario Álvarez García “Dar este paso implica tareas aún más comprometedoras como la pastoral, la universidad y con ayuda de la oración aprender a tener un equilibrio en el aspecto espiritual”.