XIV Encuentro Diocesano de Pequeñas Comunidades

La Diócesis de Caldas celebró el pasado 7 de agosto la décimocuarta versión de su Encuentro Diocesano de Pequeñas Comunidades de Nueva Evangelización, en esta ocasión enmarcada en  la alegría de cumplir 30  años de vida diocesana.

Al evento asistieron aproximadamente 3.200 personas, delegaciones de las 27 parroquias de la jurisdicción, conformadas por los integrantes de las pequeñas comunidades y los grupos pastorales de cada una de ellas, estuvieron presentes en el municipio de Caldas participando de esta gran fiesta.

El encuentro inició en  el parque principal de Caldas y entre cantos, consignas y manifestaciones de alegría, los asistentes se prepararon para la celebración de la Eucaristía campal presidida por el Obispo y por todo su presbiterio.

Durante la homilía, el Obispo, Monseñor César Alcides Balbín Tamayo, invitó a los asistentes a reconocer el paso de Dios por la historia diocesana y expresó: “Recojamos en este altar del sacrificio todo el recorrido de estos tres decenios, agradeciendo al Señor por todas las bendiciones, los dones y regalos que en la persona de los buenos pastores y los buenos fieles nos ha concedido, a la vez le rogamos nos siga llevando de su mano”.

Después de la Eucaristía, las delegaciones marcharon hacia 4 parroquias del municipio de Caldas, donde acogidos por sus respectivas comunidades reconstruyeron la historia diocesana y dieron por terminado esta gran fiesta.

El Obispo aprovechó la oportunidad para consagrar el peregrinar de la Diócesis a su patrona, Nuestra Señora de las Mercedes, puntualizando que “No podemos seguir adelante sin una referencia, agradecida también, a nuestra Señora la Madre de la Mercedes, madre del Hijo Eterno de Dios, y madre nuestra.  Ella que ha acompañado este recorrido y lo sigue acompañando”.